Abrir los ojos

0

Publicado en Correspondecia Recibida

Hay animales racionales políticos que viven de “hablar del coco” y pretenden que con miedo, no quiera el pueblo aspirar a la Paz.
Lo anterior me recuerda el caso de aquel emperador que vió la posibilidad de hacer quesu pueblo pudiera tener un mejor futuro con las ventajas que da el conocimiento, el estudio y todo a lo que ello conlleva. Dió entonces instrucciones a sus consejeros más sabios para que instruyeran a su pueblo. Ellos estaban cumpliendo su tarea a cabalidad pero ello les trajo su propia desgracia. Dióse cuenta el Emperador que a medida que el pueblo se educaba, parecía que “se le salía del guacal” y eso le disgustó mucho. En realidad ese Emperador no estaba pensando en su patria, pensaba sólo en sus apetitos, en su ansia de mantener el poder, temía que se le saliera de las manos.

Entonces, el Emperador mandó a asesinar a sus sabios, a quienes habían aprendido a leer y a escribir quemar libros, la cosa se arregló (claro que para él).

Ahora viendo las cosas como se están estado presentando en Colombia, es preciso señalar que:
a) El producto es el mismo, no importa que la marca política tenga un nombre de acuerdo a la conveniencia. La idea central es el ansia de poder, así no se pueda contribuir al progreso de la patria.
b) Ahora, para saber quién es el más santo, sólo hay que hacer la mayor cantidad de bulla para que los borregos dirijan la vista donde se quiere mostrar. Si la mentira y el error se hacen ver políticamente y publicitariamente hablando, más notoriamente en el oponente y, siendo que a los borregos ambos bandos pretenden enseñarles que no hay más alternativas, entonces, uno es el santo y el otro no. Ya el cinismo es rampante y tanto a los seguidores de uno y otro bando, les queda como regla de decisión hacer énfasis que los defectos de un grupo o presunta asociación para delinquir tendrá su apoyo porque es menos dañina para el país que la otra.
3) Lo peor del caso no es que uno u otro bando político con sus ansias de poder no quieran cambiar o sigan siendo desvergonzados, al fin y al cabo siempre lo fueron. Lo peor es que quienes de buena fé han estado actuando con la actitud de aquel que no quiere aceptar lo que frente a sus ojos y oídos, han estado con estupor e incredulidad registrando. Esos sepulcros blanqueados por fuera y podridos por dentro, se están desparramando y su pútrido olor ha comenzado a hacer ver la verdad a todo los colombianos: a ellos no les importa Colombia: sólo el poder y ellos solos. Para ellos, Colombia es como aquella vaca que sólo pretender estar ordeñando para ellos mismos y corrupta rosca.
c) Aunque la Paz es el camino como lo señala Ghandi, para ellos la Paz es sólo un pretexto para conseguir votos y la utilizan unos con una ambivalencia como para no espantar votos y los otros, para pretender aprovecharse de que los colombianos nos convencimos de que la Paz no se puede conseguir con presupuestos para la guerra a cambio del futuro. Lástima que quienes votaron por el X, insistan en la misma equivocación de ver un futuro distorsionado y totalitario porque no quieren aceptar que la Democracia es un concepto más amplio y envolvente. También lo sentimos por aquellos que no saben que el Poder es para servir al pueblo-
JOSÉ DOLORES

Comments are closed.