BEBIDAS ENERGIZANTES: COMPOSICIÓN QUÍMICA Y EFECTOS EN EL ORGANISMO HUMANO

0

Publicado en Adicciones, Deportes, Ecología, Medicina, Mujer, Observatorio, Sicología, VISIBILIDAD

“…Estas bebidas son consumidas principalmente por jóvenes y adultos jóvenes, que confunden su efecto energizante o estimulante con uno hidratante,mientras que su efecto verdadero es generar deshidratación en quien las consume.
El efecto energizante o estimulante es debido a la presencia de sustancias como las metilxantinas (cafeína, teofilina y teobromina), sustancias derivadas de hierbas como el extracto de guaraná y ginseng, aminoácidos como la taurina. Además, contienen gran cantidad de carbohidratos (sacarosa, glucosa), proteínas, vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B6, B12), vitamina C, ácido pantoténico y otras sustancias en cantidades menores como inositol, carnitina, biotina, glucoronolactona y ácido cítrico (Cote, 2011).
Estas bebidas están alcanzando actualmente altos niveles de ventas entre los estudiantes, quienes acostumbran ingerirlas en época de exámenes para “concentrarse mejor” y “mantenerse despierto”. En ciertas ocasiones, también las consumen combinadas con alcohol para “neutralizar” sus efectos. Algunos deportistas aseguran que su consumo les permite incrementar su rendimiento deportivo (Villaamil, 2005).
El consumo de estas bebidas puede llegar a causar insomnio, nerviosismo, dolor de cabeza y taquicardia en quien las ingiere. Además, el consumo de cafeína reduce la sensibilidad a la insulina y aumenta la presión arterial media. Los consumidores también pueden experimentar síntomas de reflujo gastroesofágico
y dolor abdominal (Hurlock, 2011).
En el presente trabajo de grado se realizó una divulgación científica sobre los
componentes químicos de las bebidas energizantes y sus posibles efectos
adversos derivados de un consumo excesivo. La población objetivo comprendió
jóvenes de diferentes instituciones educativas tanto públicas como privadas del
municipio de Mosquera. La selección de la población obedeció, a que los
jóvenes son más vulnerables al consumo excesivo de bebidas energizantes
que las personas mayores, debido a la creciente necesidad de aumentar el
desempeño tanto físico como mental dentro de cada una de las actividades que
realizan a diario (Aguilar, 2008).
Mediante la estrategia llevada a cabo, se espera contribuir a concientizar a los jóvenes sobre el consumo frecuente de las bebidas energizantes ya que su adquisición es muy fácil y de bajo costo y además, no existen programas para alertarlos sobre los posibles efectos nocivos para la salud…”
http://www.bdigital.unal.edu.co/52367/1/TESIS%20LETICIA%20SILVA%20POLANIA%20%281%29.pdf

Comments are closed.