CARTA DE UN ANCIANO, DESDE UN ASILO

1

| Publicado en Adulto Mayor, Correspondecia Recibida, Fábulas, La Meditación, Relación con los demas

“Muy fino amigo: Principio las líneas de esta carta para agradecerle su visita…¡recibimos tan pocas…! pero en fin, no debo quejarme, antes bien,agradezco a Dios por tantos y tantos años de vida que me ha otorgado.

Cumplí ya seis años en este asilo donde por mi propia voluntad me he confinado. He conocido en esta larga estancia a muchos viejos y muchas ancianitas y aunque sabemos que nuestra estancia en este mundo es ya corta, eso no ha impedido que hayamos llegado a estimarnos y extrañar a los que se van yendo; el día que hay una defunción se respira aquí un silencio impresionante.

Despierta

0

| Publicado en Conocimiento, Esoterismo, Fábulas, Gimnasia Mental, La Meditación, Magia Blanca

<a href="http://www.youtube.com/watch?v=ZFqKrvBUj1M“>http://www.youtube.com/watch?v=ZFqKrvBUj1M

La vanidad

0

| Publicado en Fábulas

El asno engreído

Te invito a reflexionar hoy sobre la vanidad humana. “La cola del pavo real honra al que la creó; pero, el pavo no tiene nada que ver en ello”, (J. Leclercq). “El vanidoso es como un gallo que se imaginara que el sol sale para oírlo cantar”. “Vasito de barro: ¿por qué te quieres poner tan alto? ¿No ves que si te caes, te quiebras? ¿No sabes que el aroma de tus flores se percibe mejor si estás abajo?”, (V. Gar-Mar).

Del agradecimiento

0

| Publicado en Fábulas

Un labrador encontró un águila atrapada en una trampa. Admirado por su belleza, la libró y la dejó libre.
El águila no fue ingrata con su bienhechor. Viendo que estaba sentado junto a un muro a punto de derrumbarse, voló hasta él y le arrebató con sus garras la cinta con que se ceñía su cabeza.
Se levantó el hombre para perseguirla, pero el águila dejó caer la cinta; la recogió el labriego y, al volver sobre sus pasos, halló desplomada la tapia junto a la cual había estado sentado.
Quedó sorprendido y muy agradecido de haber sido retribuido así por el águila.
(Esopo).

La vida exige mucho más comprensión que conocimiento

0

| Publicado en Fábulas, Gimnasia Mental

“En la facultad de Medicina, el profesor se dirige a un alumno y le pregunta:
-”¿Cuántos riñones tenemos?”
-”¡Cuatro!”, -responde el alumno.
-”¡¿CUATRO…?!”, -replica el profesor, arrogante, de esos que sienten placer en pisotear los errores de los alumnos.
-”Traiga un fardo de pasto, pues tenemos un asno en el salón”, -le ordena el profesor a su asistente.
-”¡Y para mí un cafecito!”, -le dijo el alumno al asistente del profesor.
El profesor se enojó y expulsó al alumno del salón.
El alumno era el humorista Aparicio Torelly,
conocido como el Barón de Itararé (1895-1971).
Al salir del salón, todavía el alumno tuvo la audacia
de corregir al furioso maestro:
-”Usted me preguntó cuántos riñones ‘tenemos’. ‘Tenemos’ cuatro: dos míos y dos suyos. Porque ‘tenemos’ es una expresión usada para el plural. Que tenga un buen provecho y disfrute del pasto”.

De la fábula y la hormiga

0

| Publicado en Correspondecia Recibida, Fábulas

Luego de leer esta fábula, favor leer el artículo que salió hoy en el Diario La Opinión , en el siguiente linkK:

http://www.laopinion.com.co/demo/index.php?option=com_content&task=view&id=418929&Itemid=32
El artículo nos informa de una nueva ley, en proyecto, para subsidiar por 10 años el 50% del arriendo, a los que pagan arriendo PARA DE ESTA FORMA PUEDAN AHORRAR PARA COMPRAR VIVIENDA.
Estamos en la olla: subsidio al desempleo por 8 meses, subsidio de vivienda por 10 años DE DONDE VA A SACAR EL GOBIERNO PLATA PARA PAGAR TODOS ESTOS BENEFICIOS, cuando ni salud tenemos?.
vamos camino A UNA VENEZUELA , donde nadie quiere trabajar porque todo se lo dan.

LA FÁBULA DEL PENDEJO

13

| Publicado en Fábulas

“Se cuenta que en una ciudad un grupo de personas se divertían con el pendejo del pueblo, un pobre infeliz de aparente escasa inteligencia lo consideraban y, que vivía haciendo pequeños mandados.
Diariamente, algunos hombres llamaban al pendejo al bar, lugar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas:una de tamaño grande de 400 reales y otra, mucho más pequeña de tamaño pero con un valor de 20 reales
El pendejo siempre tomaba la moneda pequeña lo que era motivo de risa para toda la concurrencia.
Un día, alguien observaba al grupo divirtiéndose con el inocente hombre, pasados unos momentos después, le llamó aparte y le preguntó:
-¡¿Qué?! ¿acaso no has percibido que la moneda de mayor tamaño vale más?
Y éste le respondió: -Ya sé… no soy tan pendejo, la grande vale mucho más, pero el día que escoja esa, “el jueguito” acaba y no voy a ganar más monedas.

Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste.
La Primera: Quien parece pendejo, no siempre lo es.
La Segunda: ¿Cuáles eran los verdaderos pendejos de la historia?
La Tercera: Una ambición desmedida, puede acabar cortando la fuente de ingresos.

La sopa…

0

| Publicado en Fábulas

“Una vez llegó a un pueblo un hombre y pidió por las casas para comer, pero la gente le decía que no tenían nada para darle. Al ver que no conseguía su objetivo, cambió de estrategia. Llamó a la casa de una mujer para que le diese algo de comer.
— Buenas tardes, Señora. ¿Me da algo para comer, por favor?
— Lo siento, pero en este momento no tengo nada en casa, dijo ella.
— No se preocupe – dijo amablemente el extraño- tengo una piedra en mi mochila con la que podría hacer una sopa. Si usted me permitiera ponerla en una olla de agua hirviendo, yo haría la mejor sopa del mundo.
— ¿Con una piedra va a hacer usted una sopa? ¡Me está tomando el pelo!
— En absoluto, señora, se lo prometo. Tráigame una olla bien grande, por favor, y se lo demostraré.
La mujer buscó la olla más grande y la colocó en mitad de la plaza. El extraño preparó el fuego y colocaron la olla con agua. Cuando el agua empezó a hervir ya estaba todo el vecindario en torno a aquel extraño que, tras dejar caer la piedra en el agua, probó una cucharada exclamando:
— ¡Deliciosa! Lo único que necesita son unas papas.
Una mujer se ofreció de inmediato para traerlas de su casa. El hombre probó de nuevo la sopa, que ya estaba más gustosa, pero dijo que le faltaba un poco de carne.
Otra mujer voluntaria corrió a su casa a buscarla. Y con el mismo entusiasmo y curiosidad se repitió la escena al pedir unas verduras y sal. Por fin pidió:
— ¡Platos para todo el mundo!
La gente fue a sus casas a buscarlos y hasta trajeron pan y frutas. Luego se sentaron todos a disfrutar de la espléndida comida, sintiéndose extrañamente felices de compartir, por primera vez, su comida.
Y aquel hombre extraño desapareció dejándoles la milagrosa piedra, que podrían usar siempre que quisieran hacer la más deliciosa sopa del mundo.”

Hay errores irreparables …

0

| Publicado en Fábulas

HADA DE LA VIEJITA

Hay errores irreparables …  
Erase una vez, una viejecita que vivía muy sola, ¡apenas con un gato por compañía!
Un día, mientras acariciaba a su gato, se le apareció una hada…
-Hola, yo soy tu hada madrina y como toda la vida fuiste buena, ahora voy a concederte tres deseos, Comienza… ¿qué deseas?.
-Bien, quisiera tener el cuerpo de una bella joven.
- ¡No hayproblema!
-¡Increíble , es cómo cuando tuve 25 años!
-¡Es mi trabajo!
¿Cuál es tu próximo deseo?
-Mi cama… ¿puedes cambiarla? Quisiera tener una con dossel …
¡Espectacular! ¡Es exactamente lo que soñaba!
¿Cuál es tu tercer deseo? ¡Piensa bien porque es el último!

Una oportunidad

0

| Publicado en Fábulas, Oraciones

“Una oportunidad
•Había un hombre muy rico que poseía muchos bienes, una gran estancia, mucho ganado, varios empleados, y un único hijo, su heredero.
Lo que más le gustaba al hijo era hacer fiestas, estar con sus amigos y ser adulado por ellos.
Su padre siempre le advertía que sus amigos sólo estarían a su lado mientras él tuviese algo que ofrecerles; después, le abandonarían.
Un día, el viejo padre, ya avanzado en edad, dijo a sus empleados que le construyeran un pequeño establo. Dentro de él, el propio padre preparó una horca y, junto a ella, una placa con algo escrito:
Mas tarde, llamó a su hijo, lo llevó hasta el establo y le dijo:
¡Ella es para ti!
El tiempo pasó, el padre murió,y su hijo se encargó de todo, y así como su padre había previsto, el joven gastó todo, vendió los bienes, perdió sus amigos y hasta la propia dignidad.
Desesperado y afligido, comenzó a reflexionar sobre su vida y vio que había sido un tonto. Se acordó de las palabras de su padre y comenzó a decir:
• Ah, padre mío… Si yo hubiese escuchado tus consejos…pero, ahora es demasiado tarde.
Apesadumbrado, el joven levantó la vista y vio el establo. Con pasos lentos, se dirigió hasta allá y entrando, vio la horca y la placa llenas de polvo, y entonces pensó:
Entonces, él subió los escalones y se colocó la cuerda en el cuello, y pensó:• Ah, si yo tuviese una nueva oportunidad…
Entonces, se tiró desde lo alto de los escalones y, por un instante, sintió que la cuerda apretaba su garganta…
Era el fin. Sin embargo, el brazo de la horca era hueco y se quebró fácilmente, cayendo el joven al piso.
Sobre él cayeron joyas, esmeraldas, perlas, rubíes, zafiros y brillantes, muchos brillantes…La horca estaba llena de piedras preciosas.
Entre lo que cayó, encontró una nota. En ella estaba escrito:
“Con amor, tu viejo padre.”
Dios es exactamente así con nosotros.
Cuando nos arrepentimos, podemos ir hasta Él.
El siempre nos dá una nueva oportunidad-”