Estar tranquilo

0

| Publicado en Armonía, AutoAyuda


El primer paso para volver al equilibrio es estar tranquilo. Para ello debemos evaluar el objeto de nuestra preocupa­ción. ¿Realmente estamos en un callejón sin salida? Pode­mos ayudarnos reconociendo cómo hasta hoy, la preocupa­ción jamás nos resolvió un problema. Aún así, muchas per­sonas agradecen a la preocupación, pues fue el medio para ocuparse de algún asunto. Recordemos: Pre-ocuparnos es ocuparnos antes de.

Talante de inafectación

0

| Publicado en Armonía

"A menudo los discípulos del Buda eran verbalmente agredidos, cuestionados y humillados por las gentes que, aviesamente, querían herirles por falta de comprensión. El mismo Buda era a veces mal recibido en ciudades o pueblos y tenía que soportar injurias, insultos y desprecios. Era el hombre más lúcido y compasivo de su época y, sin embargo, le insultaban y menospreciaban. Cierto día un grupo de ortodoxos fanáticos llegó hasta él y comenzaron a increparlo reprochándole que no tenía ningún conocimiento válido y mofándose de sus enseñanzas. No perdió la sonrisa de los labios; no se inquietó; no reaccionó. Pero algunos de sus discípulos, ante tanta injusticia, se dispusieron a replicar; pero el Buda los calmó y les dijo:

Reposo del alma

0

| Publicado en Armonía

Martin Luther King, hijo, en su carta desde la cárcel de Birmingham incluyó una anécdota para ilustrar las recompensas de la perseverancia en la tradición no violenta.

Escribió acerca de una anciana negra de 72 años que todos los días andaba a pie un largo trecho durante un boicoteo de autobuses.

Estaba cansada y física mente debilitada, y alguien le preguntó por qué se empeñaba en apoyar la protesta no violenta.

Jardines y no asfalto

0

| Publicado en Armonía

Debiéramos de aprender de la biología y vivir bajo tierra parte de la vida. Los sistemas circulatorios biológicos siempre están por dentro.

Lo ideal en nuestras ciudades sería poner en subterráneos todo lo que tenga que ver con máquinas.

Esto dejaría la superfi¬cie para la gente que va andando y viviendo a la luz del sol.

Con el tiempo, todo el tránsito urbano tendrá que ser subterráneo, por mucho que cueste.
Es mejor tener jardines y no asfalto.

Dimensión de la fama

0

| Publicado en Armonía

La fama suele afectar de manera curiosa.

La gente que se ve bajo su influencia empieza a creer posible, y hasta probable, todo lo que se le ocurre.

Da crédito a la peregrina idea de que posee gracias extraordinarias, y que el Sol sale cada mañana porque está ansioso de prodigarle su calor.

Y mientras esta gente goza de las mieles de la fama, interpreta esa racha de buena suerte como un presagio de su porvenir, en lugar de verla como lo que es: un episodio feliz, nada más. . .

La derrota

0

| Publicado en Armonía

La derrota puede servir, lo mismo que la victoria, para conmover el alma y permitir que la gloria aflore desde nuestro interior.

Cuando el gran roble se estremece con el viento, sus lamas absorben nueva belleza, y el tronco echa raíces más hondas del la do que sopla el vendaval

Sólo el alma que conoce el pesar profundo puede vivir el arrobamiento potente. Así, las penas irrumpen en nuestro corazón a fin de abrir espacios al gozo.

Fortaleza

0

| Publicado en Armonía

 

No es aquello que comemos sino lo que digerimos, lo que nos hace fuertes; no es aquello que ganamos sino lo que ahorramos, lo que nos hace ricos; no es aquello que leemos sino lo que recordamos, lo que nos dá sabiduría; no es aquello que predicamos sino lo que practicamos, lo que nos hace cristianos.

Francis Bacon

 

Si puedes…

0

| Publicado en Armonía

Si puedes conservar tu cabeza, cuando a tu alrededor todos la pierden y te cubren de reproches; si puedes tener fe en tí mismo, cuando duden de tí los demás hombres y ser indulgente para su duda; si puedes esperar, y sentirte cansado con la espera; si puedes, siendo blanco de falsedades, no creer en la mentira, y si eres odiado, no devolver el odio, sin que te creas por eso, ni demasiado bueno, ni demasiado cuerdo.

La felicidad

0

| Publicado en Armonía

 

Pocas vees en la vida suceden cosas maravillosas. Si no disfruta usted de levantarse caria mañana, trabajar y terminar la labor del día y sentarse a comer en compañía de su familia o de sus amigos, probablemente no será muy feliz

Si alguien basa su felicidad o infelicidad en que haya en su vida grandes acontecimientos, como conseguir un empleo estupendo, tener mucho dinero, disfrutar de un matrimonio todo miel sobre hojuelas, o viajar a París, esa persona no será feliz gran parte del tiempo.

Las olas

0

| Publicado en Armonía

Hay un momento especial, cuando las olas llegan espumando a la playa. Ocurre en el instante en que una ola ha gastado toda su fuerza en la arena pero, suspendida, aún no ha empezado a ser arrastrada hacia el mar. Durante menos de un segundo, las aguas se detienen y, a través de su claridad, puedo ver lo que hay debajo- las rocas, las conchas, la arena.