Reflexión

0

| Publicado en AutoAyuda

"Cierto día en un monasterio budista tibetano, encontraron muerto a uno de sus guardianes y fue preciso encontrar un sustituto.

El Gran Maestro convocó a todos los discípulos para determinar quien sería el nuevo centinela.

¡Ámate a ti mismo!

0

| Publicado en AutoAyuda

El amor a sí mismo, es un decreto natural que Dios puso en fu corazón.
Mas cuando te vuelves ególatra, perviertes el plan de Dios, pues desoyes su mandamiento expreso de "amar a tu prójimo en la misma medida con que fe amas a ti mismo".
 

El desamor "que te tengas" causa todo el desajuste mental y emocional que afecta a los que fe rodean y puede provocar graves perturbaciones sociales.

¡Amate a ti mismo en la justa medida!

Sentido del Compromiso consigo mismo

6

| Publicado en AutoAyuda

Se dice que una persona tiene suerte o no tiene suerte. Nace con "estrella" o nace "estrellado".

También se le achaca esa suerte a la forma en que lo criaron en cuanto a cómo la trataron o cómo lo "trató la vida". Lo cierto es que, lo que no hagamos por nosotros mismos no lo hará nunca nadie. Cada uno debe pagar por lo que quiere en esta vida: pagar en esfuerzo, en actitud, en fuerza de voluntad y perseverancia, etc.
Nada es gratis. Todo lo que queremos, lo tenemos que ganar.
Pero hay que tener cuidado con el "facilismo" y la falta de ambición (pereza).

La diferencia entre un Ganador y un Peredor

0

| Publicado en AutoAyuda

La diferencia entre un Ganador y un Perdedor
Cuando un ganador comete un error, di¬ce "Yo me equivoqué". Cuando un perde¬dor comete un error, dice: "No fue mi cul¬pa".
Un ganador trabaja más fuerte que el perdedor y tiene más tiempo. Un perdedor está siempre muy ocupado para hacer lo que es necesario.
Un ganador enfrenta y supera el proble¬ma. Un perdedor le da vueltas y nunca logra pasarlo.
Un ganador se compromete. Un perde¬dor hace promesas.
Un ganador dice: "Yo soy bueno, pero no tan bueno como a mí me gustaría ser". Un perdedor dice: "Yo no soy tan malo como lo es mucha gente".
Un ganador escucha, comprende y res¬ponde. Un perdedor sólo espera hasta que le toque su turno para hablar.
Un ganador respeta a todos aquellos que son superiores a él y trata de aprender algo de ellos. Un perdedor se resiste con aque¬llos que son superiores a él y trata de encon¬trarle los defectos.
Un ganador se siente responsable por algo más que su trabajo solamente. Un perdedor no colabora y siempre dice: "Yo sólo hago mi trabajo".
Un ganador dice: "Debe haber mejor forma de hacerlo". Un perdedor dice: "Esta es la manera en que siempre lo hemos he¬cho".
¿Cuál es su actitud? ¿¿Es usted un ganador o un perdedor?
 

El descalzo y el mutilado

0

| Publicado en AutoAyuda

Recostado a un tronco,
cruzado de manos lamentaba un pobre no tener zapatos.
Largo era el camino y estaba pensando cómo
y a qué piedra daría otro paso,
cuando un tronco vivo, que andaba arrastrándose,
pusósele en frente pidiéndole un cuarto.
Contóle el primero su mísero caso,
y el otro le dijo: “¡Qué ! ¿Por eso hay llanto?
Tú no tienes botas para andar calzado,
mas yo ni pies tengo con qué andar descalzo;
y así cual me miras me alivio
pensando que debe haber muchos aún más embromados”.
Estas palabritas confortáronle algo,
y siguió con ellas como con zapatos.
 

Gozo

0

| Publicado en AutoAyuda

"Cada momento es valioso y se merece toda la buena voluntad que pueda darle. No espero que la vida me ofrezca gozo. ¡Ofrezco gozo a mi vida!
Sé que de mí depende decidir si voy a disfrutar la vida o no. De mí depende decidir si voy a percibir un reto como una experiencia de aprendizaje para el crecimiento de mi alma o sólo como algo de lo cual quejarme.
De mi depende, si me siento solitario mientras espero que el teléfono suene, o tomar la iniciativa de buscar a alguien que también este orando para aliviar su soledad.
Mi gozo proviene de estar consciente de la presencia de Dios cada día y en toda circunstancia. Así que expreso ese gozo en todo lo que hago."
 

Autoestima: Autoimagen

0

| Publicado en AutoAyuda

Webgrafía:

"La autoestima es nuestra autoimagen, o sea, cómo nos sentimos sobre nosotros mismos. La misma se compone de pensamientos y sentimientos sobre cómo somos y actuamos. Mientras más positivos seamos, mayor será nuestra autoestima. Mientras más negativos nos mantengamos, menor será".
• http://members.tripod.com/~pirata_2/autoestima.htm
Curso de autoestima

Webgrafía

0

| Publicado en AutoAyuda

Artículos sobre diversos temas que tienen relación con la Autoayuda.
• http://www.leetu.com/category/autoayuda/
 

 

He aprendido que…

0

| Publicado en AutoAyuda

"He aprendido….que nadie es perfecto

hasta que no te enamoras..

 

He aprendido que….la vida es dura

pero ¡¡yo lo soy más!!

 

He aprendido que…las oportunidades no se pierden nunca

las que tú dejas marchar…las aprovecha otro.

 

He aprendido que…cuando siembras rencor y amargura

la felicidad se va a otra parte.

 

He aprendido…que necesitaría usar siempre palabras buenas…

porque mañana quizás se tienen que tragar..

En Diciembre

0

| Publicado en AutoAyuda

La alegría debe primar en nuestros corazones.
Sentimientos ajenos a alegría y el entusiasmo nos pueden afectar negativamente pues muchas veces, si no vigilamos nuestra manera habitual de pensar o sentir y dejamos que los resentimientos, envidias, rencores, orgullo, apegos, interpretación equivocada de la realidad, temores infundados, miedos, etc., ello nos puede traer como consecuencia en que nos tornemos agresivos, depresivos, poco colaboradores con el mundo que nos rodea o el que nos tocó vivir.
Por la Ley de Mentalismo siempre atraemos, una y otra vez, lo que solemos mantener en nuestros pensamientos diariamente. De ahí, la necesidad de VER las cosas de una manera diferente si en realidad queremos comenzar a cambiar.
En verdad nadie lo cambia a uno.
Cada quien cambia cuando se decide hacerlo.
Hay gente que, aún teniendo con-ciencia de la necesidad de ello para estar mejor, por capricho, procastinación o cualquier pretexto, pospone ese primer paso liberador.
Sin embargo, son muchas las situaciones y circunstancias que propician una y otra vez la necesidad del cambio, hasta que se aprende, así “no haya peor ciego que el que no quiera ver…”
Desafortunadamente la causa se busca la mayoría de las veces afuera de nosotros mismos. Cuando se hace referencia a afuera de nosotros mismos estamos citando aquellas situaciones y circunstancias que nos presenta la vida , los demás, el gobierno, el trabajo… en fin, siempre habrá a alguien o algo a lo que se puede echar la culpa , se seguirá repitiendo, sin que muchas veces advirtamos que nosotros somos lo que hemos creado con nuestra manera de ser, sentir, hacer y tener lo que hemos atraído y que nos sucede y sucederá, hasta que aprendamos de veras o nos demos cuenta que es mejor cambiar.
Seamos pues más optimistas y empecemos por dar el primer paso esperando lo mejor de la vida: ¡SONRÍA!
www.sepacomo.com