Ahora que ya morí….

0

| Publicado en La Meditación

¿Qué sucede? no entiendo, sólo sentí un dolor fuerte en la  cabeza, mareos… y ahora estoy tan confundido. ¿Qué pasa? ¿por qué  mi esposa corre y llora?

Dicen que morí, pero no, estoy aquí,  pero,   ellos no me ven y no puedo abrazarlos.

Oh ya veo, están trasladando a  alguien en una carroza fúnebre, soy  yo mismo…qué extraño.-

Veo a mi  familia con gran dolor, todos lloran, pero yo sólo veo, ya no siento dolor ni  tristeza, es como ser un espectador.

Correspondencia

0

| Publicado en La Meditación

EVANGÉLICOS HARÁN JORNADA DE ORACIÓN
¡Gloria a Dios!, A cualquiera, pues, que me confiese delante de los
hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los
cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también
le negaré delante de mi Padre que está en los cielos. Te encarezco
delante de Dios y del Señor Jesucristo, que prediques la palabra; que
instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con
toda paciencia y doctrina. ¿Cuántos OBEDECEN esto? ¡Pámpano que no de
fruto será quitado!
2 Timoteo 4:1-5, Mateo 10:32,33, Marcos 16:15 y Juan 15:1-2
—–

La Atención

0

| Publicado en La Meditación

21. La atención es el camino hacia la inmortalidad; la inatención es el sendero hacia la muerte. Los que están atentos no mueren; los inatentos son como si ya hubieran muerto.

22. Distinguiendo esto claramente, los sabios se establecen en la atención y se deleitan con la atención, disfrutando del terreno de los Nobles.

23. Aquel que medita constantemente y persevera, se libera de las ataduras y obtiene el supremo Nibbana.