El espíritu de los animales

0

| Publicado en Agricultura, Correspondecia Recibida, Ecología, Geografía, VISIBILIDAD

http://www.eje21.com.co/2016/03/el-espiritu-de-los-animales/

¡Amnésicos, bandidos! Y… ¿qué más?

0

| Publicado en Correspondecia Recibida

Por: mario arias gómez

Los asesinatos de líderes sociales

0

| Publicado en Correspondecia Recibida, Derechos, VISIBILIDAD

“..qué estamos haciendo como gobierno y como sociedad para prevenir este tipo de delitos”
http://www.eje21.com.co/2017/03/los-asesinatos-de-lideres-sociales/

La dignidad en la política

0

| Publicado en Administración, Correspondecia Recibida, Economía, VISIBILIDAD

“Por José Ferney Paz Quintero
El título de esta columna se refiere a una determinada manera de comportarse que debería caracterizar a los gobernantes y a la clase política tan cuestionada en los momentos actuales, con índices bajos de favorabilidad, preocupante para el sostenimiento de la democracia participativa.
Los reiterados hechos que a diario se vienen denunciando, de corruptela, falsedades, compra de conciencias, manejo indebido de los dineros públicos, fraudes electorales una contratación amañada y direccionada a favor de unos cuantos, trasgresiones del estatuto penal, donde las investigaciones se quedan sin sanción alguna, por la pasividad de una justicia que pareciera mirara hacia otro lado, nos hace pensar con mucha razón que estos últimos años en lo político administrativo han sido REPUGNANTES, con un agravante, la inacción social ante el evidente maltrato que venimos padeciendo por parte de una clase dirigente, y algunos políticos venales, al tratársenos con desprecio e irrespeto permanente.
Imposible desconocer esta realidad sociopolítica que viene generando un descalabro moral, debilitando la poca democracia que nos queda, con algo demasiado grave para el concepto de estado, la pérdida de confianza en los órganos rectores de la nación.
En un país como el nuestro donde la corruptela y las indelicadezas son el pan diario, la gran afectada es la política, objeto de una severa desafección social por parte de los votantes, todo por culpa de unos avivatos acostumbrados a actuar como malandrines y abusadores de la confianza pública.
Frente a este panorama de desencanto, peligroso para la institucionalidad que se viene reflejando en las mediciones y encuestas de opinión, quienes son los abanderados de las causas políticas están en la obligación de recobrar esos espacios perdidos, con tesis y programas serios, coherentes, de beneficio colectivo, propósito claro de sanear el trabajo proselitista, para que no sean otras corrientes populistas, retardatarias y de farándula, quienes lo hagan y se aprovechen del malestar social, económico y político actual.
La sociedad entera desea que sus voceros, los que nos van a gobernar a futuro, los que someterán sus nombres en la contienda electoral del 2018 sean ciudadanos de bien, honradas, decentes, con experiencia en lo público, que utilicen la verdad, sin sofismas de distracción, e incluso en casos extremos en los momentos de gobierno no duden en adoptar las medidas que más le convenga al país, por impopulares que sean, como demostración de su talante de gobernante.
Se está a tiempo de devolverle a la política la Dignidad, como una profesión de servicio público para garantizar los derechos de los ciudadanos, que no son más que el derecho a la justicia social, a la seguridad urbana y rural, a la educación, a la seguridad social, al trabajo, a la vivienda digna sin propósitos electorales, como una obligación en un estado social de derecho y no como regalo de algún funcionario con aspiraciones presidenciales.
La dignidad se obtiene cuando se gobierna o actúa con decoro, con trasparencia, con alta dosis de excelencia en lo moral y ético, como característica de quién ejerce la actividad política, por cuanto es el vocero o nuncio del interés general de los ciudadanos, sobre la premisa que quien no esté dispuesto a anteponer el interés colectivo al suyo propio, debería dedicarse a otras actividades y no enlodar el ejercicio de tan noble actividad, como lo es la política, entendida como el arte de gobernar a los pueblos. Un gobernante se hace digno por la ética, la que no es negociable. Con la dignidad no se trafica.
Al observar perplejos como se esquilma y se benefician del presupuesto nacional por funcionarios del más alto nivel, en connivencia con particulares negociantes allegados al poder, no queda otra alternativa que decirle a esa clase corrupta, basta ya, que respeten a la sociedad sana y trabajadora del país, a sus electores, que no es cierto que lo de todos no es de nadie, pertenece a la comunidad, razón para afirmar que es intocable por esas sucias manos que vienen desangrando las arcas oficiales las que deben estar destinadas para obras de desarrollo social, a guisa de ejemplo; mitigar la hambruna de los niños de la Guajira, evitar el cierre de los hospitales públicos, garantizar la enseñanza gratuita, presupuestos para las universidades estatales las que atraviesan por un déficit superior al billón de pesos, agua potable para las comunidades rurales ,y todas aquellas necesidades básicas insatisfechas de aisladas regiones abandonadas a su propia suerte y sólo visitadas por la época preelectoral.
Cuando una enfermedad no es combatida, tratada a su debido tiempo, la consecuencia es su agravamiento; de allí que se sostenga que este cáncer de la corrupción y del abuso del ejercicio público, si no es sancionado con rigor por los jueces competentes, dejando de lado las condenas laxas y aplicación irregular del principio de oportunidad, para muchos principio de impunidad, se permea en el sentir popular la idea de su tolerancia, con incitaciones para su repetición, apelándose a la frase que “ aquel que vive en la impunidad, vive en la legalidad”, significando que aquello que se le trata como impune, tarde o temprano va revistiéndose con mantos de legalidad, como factor de grave riesgo para el futuro del país.
Adenda: Cuando se presentó el descalabro de Interbolsa considerada la firma comisionista de mayor prestigio en el círculo financiero del país, donde millares de inversionistas perdieron el ahorro de la vida como producto de las tropelías y abuso de unos falsos ejecutivos que con sus actuaciones dolosas y fraudulentas demostraron ser unos cacos profesionales con tratamiento benévolo por la justicia al otorgárseles casa por cárcel y otros gozando de libertad por las maniobras jurídico procesales de sus apoderados amparados en el vencimiento de términos, podemos llegar a unas conclusiones, sobre la premisa, ” para verdades el tiempo, para justicia Dios”.
¿Cómo podía impedirse semejante daño patrimonial por parte del gobierno, si muchos funcionarios encargados de ejercer la vigilancia y control fueron empleados de la comisionista?, y ahora se denuncia que el grupo Interbolsa entregó la suma de ciento cincuenta mil dólares al habilidoso lobista Roberto Prieto ( personaje en mora de ser judicializado) para cubrir deudas de publicidad de la campaña Santos, fuera de la relación del Ministro Cárdenas con dicha firma, ya que como alto directivo de una agremiación del sector privado fue el conferencista principal invitado para inaugurar la oficina de Interbolsa en la ciudad de Manizales, en pomposa ceremonia realizada en las instalaciones de su club principal.
Indudablemente son muchas las explicaciones que le debe al país este ministro rentista, incluido el caso Dragacol, símbolo de corrupción estatal, sin considerar que quien debía ejercer esa vigilancia como Súper financiero, un funcionario de apellido Hernández, sancionado por la Procuraduría por su grave omisión en ese desastre bursátil, es premiada su negligencia por el ejecutivo como nuevo codirector del Banco de la República. Ver para creer. Y, luego nos preguntamos, la razón de la desconfianza ciudadana frente a sus gobernantes.”
http://www.eje21.com.co/2017/03/la-dignidad-en-la-politica/

¿Está el sector privado contra la corrupción?

0

| Publicado en Administración, Correspondecia Recibida, VISIBILIDAD

“Por: Octavio Quintero
¿Ha visto alguien en esta nueva ola anticorrupción alguna declaración oficial del sector privado solidarizándose con la campaña? ¿No, cierto que no?
Funcionarios públicos, desde el Presidente en adelante; parlamentarios de todos los partidos y movimientos políticos; medios de comunicación y las infaltables redes sociales, la nueva voz de la sociedad civil, han enfilado baterías contra los corruptos, menos el sector empresarial privado, propiamente dicho.
Ni la Andi, Fenalco, Sac o Asobancaria; el GEA de los paisas o el Consejo Gremial que los agrupa a todos, que se mantiene metido en la Casa de Nariño; ni personajes como Sarmiento Angulo, Ardila Lulle, Santo Domingo, Char o Gilinski, han dicho a ese respecto, esta boca es mía… Como si eso de la corrupción no fuera con ellos…
No es lo mismo que algún dirigente gremial o empresarial haya hecho declaraciones contra la corrupción inquirido por los periodistas, a que el sector privado como tal haya emitido manifiesto compromiso de luchar contra la corrupción como, por ejemplo, anunciando la separación de sus cargos de todo presidente, gerente o mando medio que se vea incurso en algún acto de corrupción.
El sector privado no se puede quedar callado en estos momentos de “efervescencia y calor” que se van convirtiendo en clamor nacional, y que seguramente definirá buena parte de la lucha política de cara a las elecciones de Congreso y Presidente en el 2018.
El diccionario oficial y el lenguaje común tienen equivocada la definición de corrupción como (…) “Situación o circunstancia en que los funcionarios públicos u otras autoridades públicas están corrompidos”, inclusive una organización tan comprometida en la lucha anticorrupción como Transparencia Internacional la define como “abuso de un poder público con fines privados”.
Y por eso es que el sector privado se mantiene tan “calladito”, ya que el asunto, al menos en el grueso de la opinión pública y, por tanto, en la masificación de la información, aparece como sin velas en este entierro.
¿Qué es corrupción?
Ahora que en Colombia tenemos tan a la vista Odebrecht y Reficar, sea lo que sea que la gente piense de estos dos casos de corrupción, digamos que corrupción es también no pagar impuestos, blanquear el dinero sucio que proporcionan los delitos como tráfico de drogas, de personas, de armas… Y también lo es financiar ilegalmente partidos políticos a cambio de contratos de obras públicas o servicios del Estado otorgados a empresas privadas. Corrupción también es ocultar el dinero en paraísos fiscales con la complicidad de la banca;corrupción es sobornar jueces para prescribir fallos o torcer sentencias… En una palabra, corrupción es todo eso que se hace con fines protervos, por debajo de la mesa, contra la ley, la moral y las buenas costumbres.
Solo en el campo del delito internacional de lavado de capitales se blanquean al año más de 600.000 millones de dólares, según el FMI y la ONU. Pero para blanquear tantísimo dinero, esos criminales necesitan de respetables banqueros, prestigiosos gabinetes de abogados y asesorías fiscales de campanillas, todos estos tan corruptos como los delincuentes dueños de esas multimillonarias fortunas mal habidas.
¿Quién osaría negar que los “cacaos” (como se les dice en Colombia) gestionan directamente o por interpuestas e influyentes personas negocios ventajosos con el Estado, como por ejemplo, las privatizaciones de empresas oficiales y concesiones de obras públicas?
Daniel Pacheco, un periodista que dirige en RED+Noticias el programa Zona Franca, preguntaba recientemente, analizando los sobornos de Odebrecht en Colombia que… “¿para qué tendría que sobornar una empresa de Sarmiento Angulo, si con una llamada de él bastaba para que le concedieran lo que pedía?… Y es cierto.
El delito de corrupción no se da en una sola persona, tiene que tener como mínimo dos: corruptor y corrompido, que se tapan con la misma cobija. Esto quiere decir que no tendrá éxito ninguna campaña de anticorrupción que no involucre a corruptores y corrompidos, para el caso que nos ocupa al sector público y al sector privado.
Los medios de comunicación haríamos bien en presionar a la cúpula del sector privado a hacer acto de presencia en esta campaña de anticorrupción que no debemos dejar apagar porque en ello nos va la vida democrática de Colombia y la convivencia nacional.
¿O, usted qué opina?—
Fin de folio.- Si la justicia fuera efectiva, la corrupción sería imposible. Tenemos una legislación anticorrupción muy rigurosa. Pero, si se viola la ley quedamos, como hemos venido diciendo, con mucha ley y poca autoridad.”
http://www.eje21.com.co/2017/03/esta-el-sector-privado-contra-la-corrupcion/

Claves para que las empresas cumplan con Ley Antisoborno

0

| Publicado en Administración, Correspondecia Recibida, Trámites, VISIBILIDAD

“..la Ley Antisoborno (1778 de 2016), exige a las empresas Colombianas con presencia en el exterior diseñar un plan de manejo para prevenir casos de soborno en sus filiales y establece las normas sobre la responsabilidad de las personas jurídicas por actos de corrupción transnacional y otras disposiciones en la lucha contra la corrupción. Deloitte, como compañía asesora líder en estos temas, ofrece a las empresas colombianas recomendaciones sobre los 5 pasos clave para estructurar un programa de ética y cumplimiento que les permita cumplir con esta Ley:
Marcar la pauta desde arriba
El punto de partida para cualquier programa de ética y cumplimiento es la junta directiva y la alta dirección, quienes necesitan empoderar y asignar apropiadamente recursos a los individuos que en el día a día tienen las responsabilidades para mitigar los riesgos y construir la confianza organizacional. Son la junta y la administración ejecutiva las que deben trasladar el ‘tono desde lo alto’ asegurando que se lleven a cabo buenas prácticas organizacionales en todos los niveles, por lo que es indispensable que los valores de la junta directiva se alineen a los valores de la organización.
Así mismo, es importante que cuando se tomen decisiones difíciles acerca del comportamiento no-ético que involucre a alguien que esté en un rol de administración, se asuma que tanto la violación ética, como su respuesta a ella, serán ampliamente conocidas dentro de la organización.
Se recomienda utilizar tecnologías nuevas para monitorear qué es lo que sus empleados, clientes y otras audiencias clave dicen, en los medios de comunicación y en otras plataformas digitales, acerca de la cultura de la organización. Adicionalmente, se debe incluir la ética y el cumplimiento en las metas de desempeño para los directivos, y vincular esas metas con la compensación.
Es importante también el seguimiento de la ética y el cumplimiento cuando promueva personas en roles de liderazgo principal, particularmente como parte de la planeación en la sucesión.
Definir la Cultura Corporativa
La cultura se convierte en uno de los mayores determinantes de cómo se comportan los empleados.
Una cultura de integridad generalmente está caracterizada por:
Delimitación y aprehensión de los valores organizacionales.
Liderazgo ejecutivo que fomente que los empleados y los socios se comporten legal y éticamente.
Consistencia del mensaje liderado desde los altos mandos ejecutivos hacia abajo en la estructura organizacional.
Empoderamiento de los mandos medios para que promuevan comportamientos éticos.
Disposición de un ambiente en donde los empleados se sientan cómodos al hacer preguntas y expresar preocupaciones legales, de cumplimiento, y ética, sin miedo a represalias.
Coherencia en el trato de los empleados durante su vinculación y retiro de la organización.
Incentivos, recompensas y promoción de las personas con base en los valores éticos.
Creación de puestos de escucha para saber y entender cómo los trabajadores se comportan y lo que piensan.
Evaluar los riesgos
La evaluación de los riesgos de ética y cumplimiento no es únicamente un proceso, también es comprender los riesgos a los que se enfrenta una organización. Para realizar una evaluación continua de los riesgos es necesario elaborar una metodología que permita entender el alcance de estos peligros en todos los niveles: impacto legal, financiero, para los negocios y para la reputación.
Si bien es imposible determinar toda la exposición que la organización tiene frente al riesgo, la estructura y la metodología del riesgo le ayudan a la organización a priorizar qué riesgos desea administrar de manera más activa.
La valoración del riesgo centra a la junta y a la administración principal en los riesgos que tengan mayor impacto para cumplimiento, reputación y ética, y proporciona la base para determinar las acciones necesarias para evitar, mitigar, o remediar esos riesgos.
Crear el rol del Vicepresidente de Ética y Cumplimiento
Las organizaciones necesitan contar con un líder extraordinario para mantener la integridad de una organización. El rol del alto ejecutivo de Ética y Cumplimiento tiene una responsabilidad en el día a día de supervisar los riesgos de cumplimiento y reputación, y en este sentido debe ser el agente facilitador de la junta directiva en estos asuntos de ética y cumplimiento.
Un líder capacitado puede crear una ventaja competitiva para la organización. Para esto es necesario que este líder cultive relaciones con las audiencias, construya la fuerza del de su organización y de su equipo, separe lo urgente de lo importante, comunique asertivamente la integridad y los valores de manera que esté claro lo que más importa. Se convierta en un asesor de confianza para el negocio, desarrolle una red de expertos temáticos internos y externos para apoyar su crecimiento y desarrollo y se conecte con sus pares.
Contar con programa de pruebas y monitoreo
Un programa robusto de pruebas y monitoreo debe ayudar a un ambiente de control efectivo. La prueba y el monitoreo permiten medir la efectividad del programa de cumplimiento, asegurando su salud continua dentro la organización.
Los programas robustos de monitoreo sirven como un sistema de alarma temprana que permite que los profesionales del cumplimiento identifiquen de manera proactiva los problemas potenciales de cumplimiento.”
http://www.eje21.com.co/2017/03/5-claves-para-que-las-empresas-cumplan-con-ley-antisoborno/

La industria alimentaria al desnudo: un exdirectivo destapa las prácticas más oscuras

0

| Publicado en Agricultura, Correspondecia Recibida, Salud, Sepa cómo Cocinar, VISIBILIDAD

Cristophe Brusset ha hablado. Este ingeniero francés que durante más de dos décadas ha trabajado para grandes empresas agroalimentarias acaba de publicar un libro llamado ‘¡Cómo puedes comer eso!’ en el que desvela las prácticas empleadas para maximizar el beneficio. Y lo cierto es que sus revelaciones son asquerosas.

Heces de animales en las especias, carne de caballo vendida como carne de buey, caracoles de Borgoña que realmente son de Chernóbil… La lista resulta interminable, pese a que las compañías se suelen escudar en que todos los alimentos han pasado rigurosos controles de calidad…

¿Salvavidas a Seaflower?

0

| Publicado en Correspondecia Recibida, Derechos, Ecología, Países y Regiones, Prensa hablada y escrita, VISIBILIDAD

Con este título esperanzador, sin los interrogantes que añado, se anunció un decreto que reglamenta cambios en el proceso de ordenación ambiental del Archipiélago y supuestamente reforzaría a la Reserva de Biosfera Seaflower.

Es el decreto 415 emitido por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible el 13 de marzo de 2017 “por el cual… se establece el Plan de Ordenación y Manejo Integrado de la Unidad Ambiental Costera (POMIUAC Caribe Insular) en el Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina”.

La legitimidad de la oposición

0

| Publicado en Correspondecia Recibida, VISIBILIDAD

Por: Cicerón Flórez
En Colombia no está muy lejano el capítulo del exterminio de la Unión Patriótica mediante acciones de grupos criminales
En la democracia el rol de la oposición tiene importancia política fundamental. Además, cuenta con reconocimiento y protección. Lo que no ocurre en los regímenes autoritarios ni es del gusto de quienes monopolizan el poder en función de sus intereses excluyentes o lo ejercen como máquina de exterminio para liquidar a sus contrarios.

Carga y cuidado de enfermedades mentales: hechos y cifras

0

| Publicado en Administración, Correspondecia Recibida, Derechos, Economía, Observatorio, Prensa hablada y escrita, Sicología, VISIBILIDAD

Desórdenes mentales son responsables del 13 por ciento de las enfermedades globales

Estigma y recursos limitados significan menos personas atendidas en países pobres

Estudios muestran eficiencia en nuevas formas de cerrar brechas de tratamiento

“Pocas personas en el mundo en desarrollo obtienen el cuidado de salud mental que requieren, y muchos pacientes son tratados inhumanamente o les ofrecen tratamientos que hacen más daño de lo que curan.”

Tipos de depresión
Alimentación e imagen del cuerpo
Manias
Tipos de trastornos de la personalidad
Psicosis, escuchar voces y esquizofrenia
Sueño
Estrés y ansiedad
Suicidio y autolesiones
Otros