CORESPONDENCIA RECIBIDA

0

Publicado en Correspondecia Recibida, Fábulas, VISIBILIDAD

LA FÁBULA
LOBOS CON PIEL DE OVEJA EN CAMPAÑA PRESIDENCIAL PICAN EN PUNTA
¿QUÉ HAY TRAS EL NO en el Plebicito?
Es difícil no sentir la falta de realismo, no por parte de los que los que los promueven el No, sino por parte de aquellos que como ovejas, prestan una vez el poder de su libre albedrío con el voto.
Lo siento por la falta que puede llegar a cometer al votar NO, por aquellos, que creyendo ingenuamente votan por aquellos “zorros”, que sí en realidad les interesa ese voto por el NO pero por diferente razón.

No es el nNo por el Sí, lo grave si fuera a ciencia y conciencia, al fin y al cabo, eso no les importa a la “cúpula de zorros del centro democrático” porque repito, en realidad no les importa un pepino ni Colombia ni las generaciones presentes ni futuras, tampoco que sigan habiendo más muertos, sólo LES INTERESA EL PODER.

A esa “cúpula de zorros del centro democrático”, necesitan hacerle creer a los ingenuos electores y a los abstencionistas que, como niños consentidos deben darles gusto, por ende, ciertamente echarán mano a todo tipo de chantaje emocional o de tiranía mental con tal de salirse con la suya (la de ellos), a través del temor al futuro que tratan de perpetuar como instrumento de dominación, hacen todo tipo de montaje para que la gente común, no pueda ver que la paz es mejor que la guerra j¿Por qué?

Porque esas mentiras, artimañas o “ jugadas” que se ingenian o acomodan o, muy bien saben diseñar , fraguar y echar a rodar, siempre producen resultados a corto, mediano y largo plazo JUGOSOS: conservación o mantenimiento de privilegios obtenidos, aseguramiento de una ventaja para un aliado, un favor por por otro favor, impunidad por hechos dolosos causados, el permanecer intocables o para que “efecto teflón” siga vigente para ellos, el pasar o simpatizar en todo, como los afectados o como víctimas y no como victimarios, cuando con el silencio cómplice o la solapada intervención han propiciado un clima permanente de status quo que ha generado la imposibilidad de que se depongan odios o rencores o porque creyéndose santos o infalibles, se arrogan la “divina potestad” de ser “arrojar primero la piedra” disfrazando sus oscuras y perversas intenciones de sed de venganza.

Con el NO, hay muchos ingenuos que están convencidos de haber votado porque “ esos sinvergüenzas de las farc sólo se merecen plomo y bombas” dicen y, ello, aunado a la fustracción de la gente del común buena y crédula en las coyunturas, fácilmente manipulable, creen ellos, les pueden pintar un NO FUTURO.

Los promotores del NO en el plebicito no están pensando en el plebicito, ni en usted mucho menos. Los zorros de la cúpula de No, saben muy bien que eligieron el No por encima de la conveniencia de la patria, simplemente porque muy bien podían sacar una excelente “tajada” polítiquera de ese evento. Ellos sabían muy bien, que la Paz es un DEBER que todo colombiano DEBE cumplir empezando por el presidente, cualquiera que sea. Y saben desde el principio que el pueblo dirá que si al plesbicito.
En este caso concreto, entre elegir votar por el SI A LA PAZ , reitero, ellos lo saben que no hay que ningún colombiano sensato, puede ser “tibio” y dejarse “tramar” pero tampoco tan poco realista para sentirse tan malpatriota dicéndole no a la paz.
“El jueguito” de que el temor a las farc, haya sido en realidad los que facilitaron la elección de un presidente (que sobre los medios de comunicación haya montado una imagen de que fue mucho lo que hizo), con el debido respeto, pienso que tuvo resultados o un balance, pírrico y demasiado costosopara Colombia, como lo fue la falsificada doctrina de seguridad montada.
NO creo sinceramente, y lo digo con la mano en el corazón, de verdad, que representó progreso real en la paz, la democracia o el desarrollo del país, el ejercicio de tan publicitada gerencia del país por parte de esa cúpula.

En el extranjero, en donde aquellos países que hoy no están en guerra pero, que si las han tenido, les parece increíble que la obtención de la PAZ en Colombia se deba someter a votación.
Un bien supremo jamás debe estar supeditado a nada. ¿Por qué? Porque es un BIEN SUPREMO, sobre él no debe primar persona, capricho o apetito alguno por disfrazado que esté.

También hay que tener en cuenta, cuando se trata de que como “ zorros políticos”, ciertas “roscas” aprovechan del Estado cualquier gabela o papayaso que puedan dar, para perpetuar sus apetitos, cualquiera que sean o situación privilegiada que aún conservan.
Aprovechando que la mayoría de los grupos políticos, incluso los mismos opositores a La gestión de Santos como presidente, interpretan bien la voluntad de la Constitución en cuanto que la Paz es un deber de todo colombiano, todos, sin ninguna distinción, se ve con preocupación, que siempre hay quien quiere pescar en río revuelto. Y hubo quienes, astutamente, al no poder pasar por “aguas tibias” como abstencionistas, debieron optar por el NO porque no les quedaba otra opción.

Fueron “aguas tibias” que, al jugársela después por el NO, ahora quieren hacernos creer que : “con sello (NO) ganan ellos y con el cara (el SÏ) pierde Colombia”. En fin, nos creen muy estúpidos.
Lo cierto es que una “cosa piensa el burro y otra quien lo está enjalmando”.

Por el lado de las farc quienes han estado equivocados por mucho tiempo al elegir los fusiles como arma de imposición de su ideas, es claro y es un hecho, real y palpable que, como colombianos, han manifestado su voluntad de luchar ahora con las reglas que están estipuladas en la Constitución, en paz. Eso me basta a mí, porque basarán su vida política dentro del marco de las leyes y la democracia. Entonces a ellos, si se van a someter a la Constitución Política de Colombia les competerá someterse a las leyes y creo que ese derecho también les corresponde.

Además, sé que no importa dónde se esté, quien los proteja, qué padrino o cómplice lo esconda y ni en dónde se meta, la LEY DEL KARMA es universal, inexorable, perfecta y acaba por pagarse o cumplirse en esta vía o la siguiente, así se esconda uno debajo de una piedra, por cumplirse. Todos, sin excepción debemos aprender a ser mejores.

Para terminar el remedo de fábula, de una manera más bien frívola pero, diciente, digo a manera que toda esta experiencia que ha ocasionado el camino a la paz después de más de 50 años está terminando con muchas enseñanzas para todos, cada uno de los colombianos y, en particular, para el llamado “centro” democrático, que como el gato, perdió pero ganó, porque consiguió una vez más, que el “status quo” le promoviera con recursos del Estado, totalmente gratis y a juzgar con “hechos, pesos y vitrina”, desde ya, su próxima Campaña Electoral pretendiendo como en realidad era lo que quería, borrar la oposición de la oposición.
MORALEJA
Nadie sabe para quién lo están haciendo votar.
AUTOR: ELSAPO

Escribenos tu comentario