De Cúcuta: REITERANDO LO IMPOSTERGABLE

0

Publicado en Correspondecia Recibida

Notas al margen Por: José Neira Rey

REITERANDO LO IMPOSTERGABLE

1.-Es tanto lo que podemos hacer entre nosotros, no obstante la gigante y compleja crisis que diariamente se capta clara y demostrable, que por no evaluar, pulsar y medir las circunstancias que nos acosan, ni cambiar las actitudes y conductas que nos determinan y condicionan, no vemos, ni entendemos lo que hay alrededor y en las inmediaciones, de lo que nos es común y propio.

Y, no son especulaciones, pamplinadas, ni ilusiones, cuando se precisa y advierte, lo que nos falta obtener y colocar al servicio de la transformación que aquí puede alimentarse y crecer, si pudiéramos superar y vencer: la exagerada pasividad e indiferencia, el aniquilante celo e individualismo, más el destructor facilismo, que no dejan proyectar posibilidades, evaluar opciones y crear factores de atención, mediante esfuerzos compartidos y con visión futurista.

2.-Si, si aquí, seguimos como vamos y nos quedamos como estamos, nunca llegaremos a lo que todos anhelamos. ¿Por que? Porque en lugar de hacer enfoques sobre las realidades y prioridades actuantes, nos quieren llevar, sobre la fenomenología de las metodologías y cuando no hay unión, ni participación decidida y firme, sobre lo más elemental .Y, lo que es peor, sin entender, que somos nosotros los que tenemos que buscar las perspectivas y soluciones, comprometiendo al Ejecutivo y Legislativos nacionales, porque sin Incentivos, Estímulos y Mecanismos acoplados a nuestras necesidades y posibilidades, nada ágil y de gran proyección podemos armar con la sola Asamblea Departamental y los Concejos Municipales y la gestión privada, que necesita también una reestructuración, como lo demuestra una objetiva valoración de los entes gremiales y la muy poca presencia de voceros, auténticamente representativos de los sectores y ramos productivos y de los servicios básicos, que son insustituibles, en la etapa y secuencias que deben cumplirse. .Además, porque Bogotá, ni Caracas, van a actuar y darnos presencia y participación, si nosotros mismos, pero obrando unidos y en equipo, no demostramos y pedimos ,lo que requerimos y nos hace falta. Quienes hemos vivido y conocemos lo que ha acontecido en los últimos 50 años, podemos probar, que los vacios son enormes y las faltas de consideración y atención sobre estas colindancias es increíble y hasta insólito.

3.- Y, nuestro problema no es de partidos políticos, porque está probado hasta la saciedad, que en ese campo las fallas son gigantes y generales, porque nuestros voceros han dado más culto a la individualidad y al amarre de los votos, que a lo colectivo y ningún grupo o actividad partidarista, ha convocado o citado, para estudiar lo que está ocurriendo –desde hace mucho tiempo – y cómo fortalecer la olvidada unidad y el trabajo en equipo.

Y, en este compromiso, que se debe gestar, hay que empezar, reconociendo que es necesario igualmente, enfrentar la corrupción, por ser este factor, lo que incita y da fuerza a la violencia, que si prosigue, frenará y afectará tanto a la región y a la zona de frontera, que no es exagerado afirmar, que el futuro de toda el área, se reducirá a lo más simples, pero con muy graves y difíciles situaciones de emergencia y calamidad pública.

Tratando de prever esto y de estructurar las alternativas y los nuevos pasos, profesionales y agentes y voceros de diferentes ramos y actividades, han pedido a los Gobiernos Departamental y Municipales : Hacer un Alto, evaluar lo que está ocurriendo y proceder a estudiar las sugerencias e insinuaciones, que –respetuosamente- se les han formulado y reiterado, ante la magnitud y encadenamiento de los hechos, que, son: internos y externos. Y, todos, en procura de mecanismos, normas y regulaciones, que sean a su vez, ejemplarizantes y verdaderas políticas de Estado, para encarar nuestro progreso y desarrollo.

Escribenos tu comentario