“De la cabeza a los pies, siempre godo serè como mi papà lo es” (Col)

0

Publicado en Correspondecia Recibida

Correspondencia recibida
No quiero que un aventurero incendiario
Conforme van las vainas y còmo se han presentado, quisiera sentar mi voz de protesta pero no sè ante quien en cuanto a mi Partido Conservador.
Por las cifras de votaciòn, veo que tiene mejor suerte que el partido liberal y sin embargo, lo siento como el partido liberal, o mejor dicho, en cuanto a los votantes para Senado y Càmara de Representaciones a juzgar por la sombra a la que se arrimaban en cuanto a la Consulta para Candidato a la Presidencia, muy desorientados, peridos, manipulados, engañados, tìteres…en fin, tantos apelativos caben que sòlo causan dezaciòn y decepciòn.

Ver a dos tìteres infiltrados en el “consevratismo” de Pastrana (Ordoñez y Martha Lucìa) en la consulta por la Candidatura a la Presidencia de Colombia hacièndole el juego a un individuo al que sòlo le apremian su soberbia, sed de venganza y necesidad de asegurarse impunidad, me diò grima por decir lo menos. ¡Allà ellos! me dije. Votè en blanco porque ellos dos si en realidad ademàs de demasiado conversadores fueran autènticos godos, no se fueran aprestado para ser engaña bobos.

Como consuelo, sòlo me queda mencionar para mis adentros y a los cuatro vientos, lo que solìa repetir mi padre sòlo en època de elecciones y con gran respeto por las ideas de los demàs: “De la cabeza a los pies, siempre godo serè como mi papà lo es”

Y con orgullo de parte, ante tanto desbarajuste, he tomado la decisiòn de no votar por el tìtere del Centro Democràtico ya que como nortesantandereano tambièn, no quiero que un aventurero incendiario, se ponga a jugar a la candela una vez màs, como lo hizo en la frontera con Ecuador y nos ponga a un desplazamiento mayor de 8 millones en los cuales tuvo ya participaciòn cuando mandò. No quiero que “tras cotudos ahora con paperas”

Jamàs votarè por “un pelado” de otro partido para Presidente de Colombia que, hasta puede traernos la guerra con Venezuela acatando los caprichos de su jefe incendiario.

Atentamente,
“Un godo d ela cabeza a los pies”

Comments are closed.