LA FÁBULA DEL PENDEJO

18

Publicado en Fábulas

“Se cuenta que en una ciudad un grupo de personas se divertían con el pendejo del pueblo, un pobre infeliz de aparente escasa inteligencia lo consideraban y, que vivía haciendo pequeños mandados.
Diariamente, algunos hombres llamaban al pendejo al bar, lugar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas:una de tamaño grande de 400 reales y otra, mucho más pequeña de tamaño pero con un valor de 20 reales
El pendejo siempre tomaba la moneda pequeña lo que era motivo de risa para toda la concurrencia.
Un día, alguien observaba al grupo divirtiéndose con el inocente hombre, pasados unos momentos después, le llamó aparte y le preguntó:
-¡¿Qué?! ¿acaso no has percibido que la moneda de mayor tamaño vale más?
Y éste le respondió: -Ya sé… no soy tan pendejo, la grande vale mucho más, pero el día que escoja esa, “el jueguito” acaba y no voy a ganar más monedas.

Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste.
La Primera: Quien parece pendejo, no siempre lo es.
La Segunda: ¿Cuáles eran los verdaderos pendejos de la historia?
La Tercera: Una ambición desmedida, puede acabar cortando la fuente de ingresos.

Pero la conclusión más interesante es:
Se cuenta que en una ciudad podemos estar bien, aún cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros mismos. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan de nosotros, sino lo uno piensa de si mismo

El verdadero hombre inteligente, es aquel que puede pasar por un pendejo antes que aquel que aparenta ser inteligente.”
Autor: Por conocer

Comentarios (18)

En mi pueblo había un borrachín llamado Luciano Trejo, llegaba a las cantinas de un pueblo muy violento, al entrar exclamaba: ¡ son pendejos ! indignados los parroquianos enfrentaban pistola en mano al borrachín, éste reviraba y exclamaba: ¡ somos pendejos ! le seguían recriminando su actitud, entonces exclamaba: ¡ soy pendejo ! terminaba en paz y hasta le invitaban una cervecita o cañita de la región de la Sierra Gorda Queretana.

Está excelente esta fabula. Me gustaría saber quién es el autor

Concluyo con que hay quienes abusan de la pendejez otros haciéndose pasar por victima… cada quien agarra a su pendejo pero hay pendejos que se agarran de uno

Incompleto

Excelente fábula, me encantó

Excelente mensaje…..

Escribenos tu comentario