¿LEY DE FINANCIAMIENTO O ALGO MEJOR?

0

Publicado en Correspondecia Recibida

Hay dineros que provienen del público, de las empresas, de los empleados, de sobretasas, de tasas a las empresas y a las personas, del mismo Gobierno que llegan directamente a las arcas de instituciones privadas, a los bancos y entidades que se aprovechan de leyes a su favor màs que de sus afiliados u objeto de apoyar, en fin hay recursos públicos cuya productiidad sòlo benefician a unos pocos pero que son de todos los colombianos.
Invitamos a expandir la siguiente lista :
a) Las Càmaras de Comercio cobran a las empresas por la sola renovación de la matrìcula mercantil una tasa fijada sobre el patrimonio bruto que tenga la empresa. Esa tasa maquiavélicamente se aplica sobre el ¡PATRIMONIO BRUTO!, es decir, una pequeña o mediana empresa o grande paga no sòlo sobre lo que tenga como Capital también paga a la Càmara por las deudas que tiene o haya contraído para financiarse, paga por mercancìa o compras de materia prima o insumos que le fiaron y que como aùn no ha vendido no ha recibido un peso, también le aplican tasa por expedirle un certificado que diga que està vigente su matrìcula. Por nada màs.
Ademàs, no obstante recibir recursos públicos, las Càmaras están por encima de la Ley 80 de manera pues, que tienen patente de corzo para todo.
b) La efectividad, productividad y aporte de las Cajas de Compensaciòn es muy limitada comprada con la cantidad de recursos que les llegan, tanto que lejos de apoyar al 100% al trabajador en algunos casos se dan el lujo de desviar recursos hacia el patrcinio de equipos privados de fútbol profesional.
c) Bastarìa que los aportes de las empresas se destinaràn por ellas mismas a generar obligatoriamente nuevo empleo que dejarle a las Cajas de Compensaciòn manejar esos recursos al garete. Ya las Cajas son autosuficientes.
d) Los Fondos de Pensiones gracias a las ventajas de hacer que hagan y deshagan “legalmente” con los recursos de los empleados destinados para el buen retiro de ellos, una barrera infranquiable de manejo de dineros que no son de ellos (dineros públicos màs no del Gobierno ), una piñata tal, que alrededor de los justos reclamos de los afiliados, se multipliquen empresas y gestores que se acaban hasta en muchos de los casos entre el 30% y el 50% del dinero que por derecho y ley es sòlo del trabajador que se les afilia y que mientras un reclamo puede llegar a durar dos o màs años, el Fondo de Pensiones trabaja a su favor dinero que no le pertenece.
e) Hay dinero del Estado proveniente de impuestos pagados por los colombianos que deberían de ir a ser consignados en la Banca oficial y dineros públicos que se deberían consignar por alcaldías y gobernaciones amèn de las otras instituciones gubernamentales también en Bancos como el Banco Agrario a fin de fomentar el crecimiento y desarrollo del sector agrícola.
Tambièn da làstima ver còmo dineros de alcaldías y gobernaciones que tienen destinación especìfica para la ejecución de proyectos aprobados , “duermen” màs de la cuenta en los bancos privados.

f) El pensar en ahogar al paciente (contribuyente) antes que confesar la improductividad o hacer que no se dè a todo nivel; no sòlo revela falta de imaginación sino también cierta displicencia o cinismo para tomar “el toro por los cuernos” . Comencemos por los gastos innecesarios antes que mantener el status quo de ciertas “cadenas de negociantes de campañas políticas ” intocables que se perpetùan no importa quien gane.

g) Es muy fàcil detectar a tiempo un desvìo de dineros pùblicos hacìa un interès privado. Basta que haya una obra por hacer para saber que paralelamente alguien està montando la estrategìa y diseño para que gran parte de ese dinero vaya mucho antes de salir una licitaciòn o la noticia de fuè aprobada para que los gallinazos aparezcan mucho antes. Casos como Ser pilo paga, el metro de Bogotà, y el uso de vehìculos contaminantes para favorecer un proveedor, el negar el impuesto a las bebidas azucaradas, el seguir permitiendo el uso de productos cancerìgenos en el cemento o en la operaciòn de ciertos procesos industriales, la polìtica de impunidad, la perversa voluntad polìtica y ètica a nivel de todas las Ramas del Poder, el “colocar” estratègicamente a funcionarios en puestos claves del desarrollo social y econòmico sòlo para cummplir un papel sòlo en provecho de unos cuàntos o para devolver favores financieros, la torpeza y mediocridad que en realidad colinda con el cinismo y ramplonerìa de muchos de los dirigentes polìticos, etc., sòlo delata que los lobistas y muy pocas personas pesan màs que la mayorìa de los colombianos no importa la bulla que se haga. Pareciera que siempre estamos en Colombia con la polìtica de “tierra arrasada a todo nivel y a lo ancho y largo del paìs.

i) Todas las formas de corrupciòn y sus estadìsticas estàn muy bien identificadas a todo nivel de instituciòn del Estado. Se sabe muy bien las caracterìsticas de los individuos que llegan a esos cargos sòlo con el encargo de permitir o saquear la riqueza del paìs. La eficacia de esos funcionarios sòlo està orientada a favorecer intereses “externos” a la misiòn de la instituciòn, con prevaricato por omisiòn u acciòn los recursos y el potencial de esas instituciones una y otra vez se usa en un gran porcentaje para hacer las cosas muy mal. ¿Hasta cuàndo se permitirà que un nombramiento para un cargo, sea orientado para el daño y no para honrar a una persona por sus mèritos èticos, profesionales puestos a prueba una y otra vez en donde su eficacia probada e idoniedad sean verdaderamente los determinantes para estar ahì, como servidor publico y el honor que ello representa.

De todo lo anterior, se deduce que la falta de los principios y valores espirituales o la expulsiòn de ellos, para satisfacer intereses y apetitos insaciables, meramente materiales, desafortunadamente impiden la evoluciòn de la sociedad y obstrucciòn de oportunidades para la educaciòn, la equidad y acceso de derechos. En cuanto a la corruppciòn, el engaño, el aseguramiento de la impunidad, la omisiòn del deber, el “acomodo” del Estado a intereses mezquinos para aquellos que fueron y son responsables en un cargo desde el mayor hasta el màs mìnimo, no habrà problema…asì utilicen todas las artimañas e influencias y el poder que les ha sido conferido a discrecciòn, por ley del karma sufriràn las consecuencias que ocasionaron asì sea que cuando llegue la ocasiòn de aprender de las consecuencias que generaron en sus congènes y en la patria producto de su “astucia y mala fe”, asì, se escondan o defiendan de cualquier modo, ciertamente deberàn aprender y vivir en carne propia el daño que han hecho. Y no se trata de de evnganzas sin fin, odio, se trata de que las taras generadas se tenderàn perpetuar por generaciones hasta que se evoluciones espiritualemete. Todo les estarà en funciòn del daño ocasionado al pròjimo y a la patria. Allì no hay necesidad de jueces, defensores y tampoco que parezcan sepulcros blanqueados por fuera. Ojalà pudieran recapacitar a tiempo y cambien.. Asì, ellos serìan verdaderamente beneficiados. ¡Pobres lobos disfrazados de ovejas!…(con el perdòn d elos lobos).

Para secundar lo expuesto, basta con hacer clic en los siguientes enlaces:

https://www.youtube.com/results?search_query=corrupcion+en+colombia
https://www.youtube.com/results?search_query=semana+maria+jimena+duzan+
https://www.youtube.com/watch?v=SMvPJRc7tXg
https://www.youtube.com/results?search_query=multinacionales+en+colombia
https://www.youtube.com/results?search_query=cafe+picante+antonio+morales
https://www.youtube.com/results?search_query=wally+opina
https://www.youtube.com/watch?v=n14sBs_RmaI

https://www.youtube.com/results?search_query=elites+colombianas
https://www.youtube.com/watch?v=i8NM6oygSo4

Diògenes

Escribenos tu comentario