Los Principios de la Verdad

2

| Publicado en Esoterismo

Los principios de la verdad son siete: 
"Mentalismo, Correspondencia, Vibración, Polaridad, Ritmo, Cau-sa y Efecto y Generación.  El que comprende esto perfectamente, pone la clave mágica ante la cual todas las puertas del templo se abrirán de par en par".

MENTALISMO:
“El  TODO es mente, el universo es mental".

CORRESPONDENCIA:
"Como arriba es abajo; como abajo es arriba".

VIBRACIÓN:
"Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra".

Ley del Mentalismo

0

| Publicado en Leyes Espirituales

“Antes de empezar cualquier oficio que sea, el candidato que lo va a desempeñar recibe instrucciones o estudia la técnica del mismo. Sin embargo, hay unos que emprenden su cometido totalmente a ciegas, sin instrucciones, sin técnica, sin brújula, compás o diseño, sin nociones de lo que van a encontrar. Es el ser humano; que es lanzado a la tarea de VIVIR.
Sin saber por qué algunas vidas transcurren en medio de la opulencia y las satisfacciones mientras otras la  pasan en la miseria y el sufrimiento. Unas se inician con todas las ventajas que pueda idear el afecto y, sin embargo, las persigue un atajo de calamidades; y el ser humano se debate en conjeturas, todas erradas, y llega el día de su muerte sin que él haya adivinado, siquiera, la verdad respecto a todo esto.

Debo ser

0

| Publicado en Armonía

Debo ser fuerte sin ser rudo,
Ser amable sin ser débil,
Aprender con orgullo sin arrogancia,
Aprender a ser gentil sin ser suave.

Ser humilde sin ser tímido,
Ser valioso sin ser agresivo,
Ser agradecido sin ser servil,
Meditar sin ser flojo.

Por eso señor te pido….

Dame grandeza para entender,
Capacidad para retener,
Método y Facultad para aprender,
Sutileza para interpretar,
Gracia y abundancia para hablar.

Dame acierto al empezar,
Dirección al progresar
Y perfección al acabar.

Felicidad

0

| Publicado en Armonía

208. Si hallas un hombre inteligente,
sabio, con conocimiento, consistente, responsable y noble, con un hombre tal,
virtuoso e inteligente, debe uno asociarse, como sigue la luna el sendero de
las estrellas.

La Doctrina de la vida.

La Felicidad

0

| Publicado en Habilidades

197. Verdaderamente felices vivimos sin
odio entre los que odian. Entre seres que odian, vivamos sin odio.

198. Felices vivimos con buena salud
entre los que están enfermos. Entre los que están enfermos, vivamos con buena
salud.

199. Vivimos felices sin ansia entre
aquellos que ansían. Entre aquellos que ansían, vivamos sin ansiar.

200. Felices vivimos porque no tenemos
impedimentos. Llenémonos de gozo como dioses en la Esfera Radiante.

Auto-Control

0

| Publicado en AutoAyuda

157. Si uno se aprecia a sí mismo, deberá protegerse bien. El hombre sabio permanece atento en cada una de las tres vigilias.

158. Establézcase primero uno mismo en lo que es apropiado antes de aconsejar a los demás. Actuando de esta manera, el hombre sabio no caerá en desgracia.

159. Según aconseja a los demás, debe él mismo actuar. Bien controlado él mismo, puede guiar a los otros. Verdaderamente es difícil controlarse a uno mismo.

El Castigo

0

| Publicado en Leyes Espirituales

129. Todos tiemblan ante el castigo.
Todos temen la muerte. Si comparamos a los otros con uno mismo, ni mataremos ni
provocaremos muerte.

130. Todos temen el castigo; todos aman
la vida. Comparándose con los demás, uno no debe matar ni provocar la muerte.

131. Quienquiera que buscando su propia
felicidad daña a los que igual que él la buscan, no la obtendrá después de la
muerte.

El Mal

0

| Publicado en Armonía

Algunos nacen de matriz; los malévolos nacen en estados desgraciados; los autodominados van a estados benditos; los iluminados obtienen el Nirvana.

Ni en los cielos ni en medio del océano, ni en una gruta en las montañas se halla un lugar donde uno pueda permanecer a salvo de las consecuencias de sus males actos.

Ni en los cielos ni en medio del océano, ni en una gruta en las montañas se halla un lugar donde uno pueda permanecer a salvo de la muerte.

El Mal. Parte 2

0

| Publicado en Armonía

Apresuraos en hacer el bien; refrenad vuestra mente hacia el mal, ya que quienquiera que es lento en hacer el bien, se recrea en el mal.

Si un hombre obra mal, que no lo haga una y otra vez, que no se recree en ello. Dolorosa es la acumulación del mal.

Si un hombre obra bien, que lo haga una y otra vez, que se recree en ello. Feliz es la acumulación del bien.

El Honesto

0

| Publicado en Dinero

90. Para aquellos cuyo viaje está concluido, libres de dolor, plenamente liberados de todo y que han puesto fin a todas las ataduras, se extinguió el fuego (de las pasiones).

91. Se esfuerzan por permanecer atentos. A ningún lugar se apegan. Como cisnes que dejan su lago, abandonan lugar tras lugar y marchan.

92. Para ellos no hay acumulación, y su alimento no es otro que la Liberación, que es Vacío e Indefinible: tal es su objeto. Su curse es como el de los pájaros en el aire: no deja huella.