Para todas ustedes, ¡Feliz mes de la Madre!

1

Publicado en Familia

“Madre, te bendigo por las hermosas horas de infancia en que me enseñaste la ciencia de la vida

La bondad es un inmenso regalo que Dios te dio. Bendíceme.

Madre, bajo tu amor ha prosperado siempre nuestra casa, bendita seas.

Madre, la alegría y el amor son dos alas con las que proteges los corazones de tus hijos. Te extrañaremos.

Madre, como te extraño en cada momento de mi vida.

Madre, cuando te bendigo y te consiento advierto más la presencia de Dios.

Cuando te veo triste se ensombrece mi vida; Dios te de fortaleza para afrontar las ingratitudes.

Madre, gracias porque tus enseñanzas son palabras de vida

Madre, tenerte es un don de Dios. Que El te conserve muchos años más.

Sentirte feliz es mi mayor dicha. Añoramos tu dulce compañía

Madre, tu presencia es como la luz del sol esplendoroso que fortalece la vida de tus hijos.

Madre, para tus hijos la alegría es sonar que nos acompañaras siempre.

Madre, siento paz profunda cuando advierto que le proporcionamos una alegría

Madre, eres la expresión más hermosa de bondad y amor.

Madre, ayúdanos a seguir los caminos de bondad que en nuestra infancia iniciaste tú.

Abuela, con tu corazón entretejiste la historia de ayer y hoy.

Madre, tu regazo fue cuna de amor de tus hijos y ahora de tus nietos; no me cansaré de bendecirte.

Madre, con tu amor llenas de virtudes la familia

Madre, congracia y alegría llenas de vida nuestro hogar.

Madre, sabes de penas y de llanto, por lo tanto encierras la sabiduría para cada momento.

Dios colme de bendiciones progenitora piedra angular de nuestro hogar.

Dios permita que en cada recodo del camino te tenga, madre.

Madre, que quienes nos alimentamos con el mismo pan sigamos unidos.

Que tu voz cual campana melodiosa siga congregando a tus hijos.

Abuela, eres la deliciosa luz que ilumina nuestras penumbras.

Cual sombra bien hechora proteges a tus hijos.

Madre, tus oraciones son el para-rayos de la familia

Madre, tu dulce voz encanto que apacigua mi espíritu.

En las horas de angustias siempre colmas mis penas.

Madre, tu corazón es sólo bondad y cariño que cicatriza todas las heridas y olvídalas ingratitudes.

Madre, sólo vives el amor y la entrega para tus seres queridos.

Eres la mujer fuerte, soportas todas las cruces, amarguras y traiciones, Dios te bendiga

Que tus plegarias suban al corazón de Dios y se devuelvan hechas bendiciones para tus hijos.

Eres el altar de casa, perfumados con tus rezos y buenas acciones.

Madre, las huellas que dejas en el corazón de tus hijos son imborrables.

Madre, aunque distante, tu presencia permanece en el hogar con los recuerdos gratos de tus hermosos ejemplos.

En nuestros corazones han germinado las semillas de la bondad y afecto que sembraste. Bendícenos.

Madre, has guiado nuestros pasos por el camino del amor y de la paz. Dios te bendiga

Hoy estamos reunidos en torno a tu presencia tomados de la mano, con el alma llena de esperanza deseando que tu florezcas siempre.

Madre, siempre estaremos orgullosos de tus sabias enseñanzas. Abrazos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios (1)

Feliz mes para todas las madre del mundo las quiero mucho!

Escribenos tu comentario