¿QUÉ NOS FALTA ‘? ¿HACIA DÓNDE VAMOS? Y, ¿CUÁL ES LA META?

0

Publicado en Correspondecia Recibida

Notas al margen Por: José Neira Rey

1.- El voto, del próximo domingo 9 de Mayo, es un acto democrático, de gran significación, e importancia, porque es la autorización y selección privada y pública que se le hace a determinados ciudadanos para que ocupen posiciones Legislativas de gran importancia en pro de la defensa y desarrollo de las acciones y conductas ciudadanas de los colombianos. Por eso, la responsabilidad y compromiso que encierra esta determinación, debe ser libre, razonada y ajustada al más sincero criterio, de quien consigna y entrega al recuento de su papeleta, es un acto, de primer grado y prioritario, en la escala de las obligaciones cívicas.

No votar o hacerlo erróneamente, sin medir el alcance y consecuencias de esa actitud, es no calcular, ni estimar, todo lo que representa la responsabilidad, dentro del más claro y abierto concepto de presencia y participación ciudadana.

2.- Por eso, ante sí y sin equívocos ante los demás, las personas – hombres o mujeres-a las que se les concede este derecho, deben realizar este acto, mediante una previa valoración de los factores y de las tesis, planes y programas, que la nación requiere, para su mayor y mejor desarrollo. Ir a las urnas, sin valorar el real contenido de esa papeleta que se va a escrutar, es como juzgar a un sindicado, sin conocer el expediente, las pruebas y los alegatos que consignan los folios que dan testimonio, tanto de la acusación, como de su defensa. Además, es atentatorio, contra uno mismo, el ser libremente irresponsable, al votar por halagos o lo que es peor, por compra de su voluntad, mediante ofertas o entrega de donativos y dineros delictuosos, por el carácter del propósito o la intención que se busca o ansía.

3.- Colombia, viene avanzando, pese a todos los tropiezos, pero, aún le falta mucho, para que sea una nación en pleno desarrollo y con una sociedad, compuesta por miembros que hayan superado las primeras etapas. Por eso y sin mayores aspavientos , ni mentiras piadosas, como las que lanzan quienes no valoran las dificultades que tenemos en lo social, por la complejidad de la miseria en lo económico y la guerra fratricida ,por la errada conjunción de la violencia y el afán por el poder, más los vacíos en el verdadero hallazgo de la identidad y el espíritu de pertenencia, que nos permita auténticos procesos productivos de capacitación e innovación, hay que exigir y propiciar por una mayor autenticidad ciudadana, que incuestionablemente es un deber y una y una tarea de todos y sin excusas. Y, ante la falta de investigación en las universidades y centros tecnológicos y docentes en general, hay que esperar de la prensa-en la escrita y de radio y ,radio tv-una postura más presencial y participativa en lo esencial e indagando, ante los gremios y las asociaciones profesionales especializadas ,así como ante los representantes de los poderes públicos, en lo nacional ,departamental y local : lo que en verdad está aconteciendo, para saber y poder contestar : ¿ Qué nos falta?, ¿ Hacia dónde vamos ? Y. ¿Cuál es la meta? Respuestas estas, que debieran contestar: Los partidos políticos.

Escribenos tu comentario