Reflexión de Santo Tomás de Aquino

0

Publicado en Oraciones

No te aficiones de vestidos y riquezas,

ya que se repartieron mis ropas; ni de los honores,

ya que experimenté las burlas y azotes;

ni de las dignidades, ya que me pusieron una corona de espinas,

que habían trenzado; ni de los placeres,

ya que para mi sed me dieron vinagre.”

Si buscas ejemplo de amor:

Nadie tiene más amor que el que da la vida por sus amigos.

Esto es lo que hizo Cristo en la cruz.

Y, por esto, si él entregó su vida por nosotros, no debemos considerar grave cualquier mal que tengamos que sufrir por él.

Sto. Tomás de Aquino.

Escribenos tu comentario