Siembra aunque no recojas

0

Publicado en Benefactores

Nunca se apresuren, ni corran por nada

Recuerdo que en mi impetuosa juventud hablé con un hombre de edad avanzada que estaba plantando unos robles. Le dije, lo más amablemente que pude, que el hecho de que un hombre de edad avanzada plantara robles me parecía prueba de poca imaginación.

El comprendió, y replicó: "¿Piensas que nunca disfrutaré de su sombra? Yo ya me la imaginé y sé cómo será esa sombra.

He plantado mis árboles, consciente de mis limitaciones.
No puedo esperar más que ver los crecer a la altura de un arbusto, pero en mí están la concepción, y la sombra, y la gloria".

Cecil Rhodes
 

Escribenos tu comentario