Sobre la educaciòn en Colombia

0

Publicado en Administración, Arte y Cultura, Correspondecia Recibida, Derechos, Economía, Sugerencias, Tareas, VISIBILIDAD

CORRESPONDENCIA RECIBIDA
Siendo la Educaciòn la vàlvula de escape y la mejor salida hacia la eliminaciòn de la inequidad, da grima que se le niegue con hechos disparados desde diferentes àngulos de ataque, la posibilidad cierta e irrefutable de sacarnos del subdesarrollo.

Mediante el uso de polìticas jamàs confesas pero, palbables y cada vez màs evidentes, implantadas o toleradas progresivamente por todos cada uno de los presidentes de Colombia a partir del extinto y “vivito” “Frente Nacional de roscas”, hemos visto còmo se pauperiza la màs noble y abnegada profesiòn como es la de maestro (profesor, institutor…). Se ha intentando no sòlo quitarle su dignidad y el estatus que le corresponde sino tambièn obstaculizarle la sagrada misiòn de formaciòn de las actuales y pròximas generaciones. Han hecho lo posible e imposible por convertirlos en zombies.

Es posible que a ciertas èlites que brillan por su avaricia y ausencia de valores de todo tipo y conlanza en ristre contra la patria y su destino, quizà a falta de su propia ignorancia de las leyes espirituales, les importe sòlo hacer que su propio bolsillo se engrandezca cada vez màs a costa de los dineros del fomento a la Educaciòn y la Cultura. Esos “grupos financieros” se enquistan como arandelas sueltas del gobierno en los presupuestos y cada vez apretan màs de diferentes formas y artimañas disfrazadas y manupuladas a travès de publicidad engañosa o simplemente con medidas draconianas.

Este nudo puesto en la garganta de la Educaciòn tiene muchas fibras pero, todas apuntan a apretar cada vez màs para ahogar y exprimir màs lo que por derecho correponde al educador y a los educandos.
Veamos dos ejemplos de muchos: siendo la educaciòn un derecho en un pais tan rico como Colombia, los sucesivos gobiernos socavan cada vez màs recursos y oportunidades a las Universidades Pùblicas eliminando la posibilidad de la investigaciòn, promovièndo sòlo los profesores de càtedra, la imposibilidad de desarrollar sentido de pertenencia, negàndoles la posibilidad de mayor acreditaciòn a travès de negarles o mejor dicho, restarles participaciòn en su propio desarrollo y progreso.

La sola expresiòn lapidaria de “EL CRÈDITO PARA LA EDUCACIÒN ES UN SERVICIO FINANCIERO” cundiò ademàs del Icetex, en todo lo que signifique mediciòn, nùmeros y metas financieras, ignoràndose que la contribuciòn al PIB de la educaciòn sobrepasa con creces a la inversiòn efectuada en un estudiante.

Ese criterio cicatero, miope y avaricioso de esas roscas que se enquistan con puertas giratorias en las diferentes instituciones del Estado, inventan programas como el de “Ser pilo paga” sòlo con el trasfondo de trastear fondos de la educaciòn para la mayorìa para empresas privadas que miran màs a la educaciòn como un negocio y no una oportunidad de servir. Aclaro que en un sistema de competencia cada quien puede fundar su propia universidad y que es indudable que las universidades privadas contribuyen al desarrollo del paìs. Pero, por ejemplo, privar a las uiversidades pùblicas de recibir $49 mil millones de pesos para dàrselos a la Universidad de los Andes que no los necesita (¿o sì). Eso presuntamente me huele a un prevaricato “legal” montado por destinaciòn a gran escala.

Imagino que con los recursos que estàn siendo destinados a las universidades privadas a travès del Programa Pilos y otros sistemas orientados a debilitar a las universidades pùblicas, bien se podrìa fortalecer no sòlo el nùmero y calidad de la educaciòn pùblica (que en la realidad es aùn la mejor), sino tambièn abrir la posibilidad gratuita de apoyar de verdad al profesor de educaciòn presescolar, primaria, secundaria…de diversas formas en lugar de fomentar una carrera ruinosa al mismo educador empujàndoles a entregarle el poco sueldo en una “guerra por el centavo”, que les queda a especializaciones y maestrìas onerosas en las universidades privadas que se abren todos los dìas porque han maniatado de pies y manos a las universidades pùblicas para que no cumplan su funciòn.

En cuanto a afirmar que se le ha cumplido a los educadores cabe señalar que en todas las presidencias han tenido que hacer un paro nacional para exigir que se les cumplan lo acordado en el anterior. El actual paro obedece a esa situaciòn en donde sòlo se debìa cumplir un ajuste de salarios y el gobierno actual como los anteriores, “habilidosamente” les quiere “amarrar conejo”.
Cuando se acude por parte de los gobiernos como tradicionalemente se ha hecho, argumentar o chantajear a los profesores que es mucho el perjuicio que se causa con un paro, cìnicamente eluden la responsabilidad y causa original que se tiene por incumplimiento por parte del mismo gobierno. Ello evidencia la falta de una Polìtica Educativa consistente. Y no es por falta de propuestas viables para hacer de Colombia una potencia educativa….¡las hay!

YOKER

Màs:
¿Tienen razón los maestros al promover el actual paro?
http://www.semana.com/educacion/articulo/quien-tiene-la-razon-en-el-paro-de-maestros-opinion-de-julian-de-zubiria/425820-3

Comments are closed.