Una reflexiòn sobre el uso del Tiempo

0

Publicado en Administración, Adulto Mayor, Armonía, Arte y Cultura, AutoAyuda, Ayuda a los demas, Conocimiento, Creatividad, Dinero, Ecología, Economía, Esoterismo, Familia, Gimnasia Mental, Habilidades, La Fama, La Meditación, La Pareja, Mujer, Prográmese, Sicología, Sugerencias, VISIBILIDAD

Para aquellos que quieren sacan tiempo para si mismos y quizà para que motiven a otros

Es dìficil por aquello a la tendencia (apego) a la crìtica el sintonizarse en el Punto de la Soluciòn pero prometo que harè el esfuerzo.

Lo primero que quise plantearme es que si estaba dispuesto buscar el CONTEXTO sobre el cual estoy desplàzandome en la Lìnea del Tiempo con hàbitos de pensamiento, dedicaciòn en lo que hago a cada instante u horas del dìa, etc. ademàs de preguntarme si lo que ha menudo hago, apunta hacia las Metas u objetivos que me propongo conseguir y disfrutar sin hacerle daño a mi famiia, a mi entorno, a mi pròjimo.

Parto de la base que, si fuese un joven, seguro que contarìa con TODO el tiempo del mundo, si soy de mediana edad, me hubiera dicho que “todavìa tengo tiempo” y, si fuese “viejo”, sì, viejo como lo piensan la mayorìa pero no lo dicen, “debo extremar medidas para cuidarme”.
En fin, colòquese donde se coloque uno, de lo que si tiene que estar seguro es que hay que contar con el tiempo a favor y “no asumir que faltando menos tiempo, siempre estaremos a tiempo”.

La muerte puede llegar de un momento a otro, los impuestos tienen su tiempo, pero uno, ¿uno què?, uno hace su tiempo, uno lo disfruta, uno lo desperdicia, uno lo utiliza, uno lo regala, uno lo vende, uno lo ve pasar pero sin darse cuenta, uno no lo ve pasar pero lo urgente lo ciega, quizà uno le compre tiempo a los demàs o, se lo robe o, uno ingenuamente se lo de a un polìtico a un pastor o a un coetarista deportivo, a la tv, a las Redes, a unos amigotes, a una adiciòn, en fin, uno esto y uno lo otro.

Pero, ¿què es en realidad lo que cuenta?
Asì como hay tantas religiones como feligreses, tambièn habrà personas que diràn esto o lo otro. Por mi parte, si soy un administrador del tiempo o un economista, dirìa que depende de lo que se haga con èl (con el tiempo) en el presente (no hay otro tiempo porque sòlo por el presente se puede lleguar a otro presente no mporta la fecha), eso si, hay que contar con aquello de estar en funciòn de los resultados que se buscan.
Sin embargo, eso tiene un gran PERO, y si los resultados son buenos en cantidad, por ejemplo, hacer dinero, tener fama, pasarla bien, hacer o no hacer, , darse gusto y asì lo que se te ocurra, ¿eso serìa suficiente? Prefiero dejar hasta aquì la cosa. Tampoco tengo respuesta inmediata. Hay que meditarlo.

Si uno se planteara unas prioridades, quizà empezarìamos por poner el Àrea Afectiva, luego la Personal que tambièn incluye la primera en parte y por ùltimo, el àrea del què hacer y administrar lo que se vaya obteniendo. Pero, desafortunadamente para muchos de nosotros, la Inteligencia de Admnistrar el Tiempo, asì como luego, la Inteligencia emocional y financiera la ignoramos y se la dejamos al garete a la experiencia que como de sobra se sabe, “siempre califica sin haber explicado la lecciòn”.

Si sabemos que La Familia es lo primero y tambièn lo ùnico que nos queda para disfrutar o que nos queda importando a lo ùltimo, seguro que no perderìamos de vista ese Punto de Soluciòn y, harìamos entonces, lo necesario para no parecer ingratos, desagradecidos o “mierdas”.
Y en realidad, lo que tenemos que dar, lo tenemos dentro, no nos cuesta mucho que dar de si que es lo primero que hay que hacer para poder recibir màs siempre y en todo lugar y circunstancia de la vida.

Dentro del Arèa personal, quizà influya mucho la forma còmo se nos trata, la informaciòn que con el ejemplo recibimos, pero siempre hay que infeir que quien busca encuentra respuestas y cursos de pensamiento y acciòn. Eso si, debe eludir el ponerse en la posiciòn de vìctima asì lo haya sido ya que entonces corre reisgos de gustarle y quedarse estancado o de volverse un manipulador. Hay que que entonces centrarse en buscar ayuda si es que la cosa se puso dìficil y no esperar que cn el TIEMPO eso se resolverà porque ni para semàforo el Tiempo sirve. La inteligencia emocional no viene con uno…hay que desarrollarla por cuenta propia.

Aunque se tengan referencias como frases, personas, libros, etc., lo mejor es “conocerse uno mismo primero”, averiguarse por cuenta propia què habilidades se tienen, que le gustarìa verse haciendo y si se es sincero, honesto consigo mismo y bien intencionado, seguro que las respuestas y soluciones que uno requiere haràn fila por llegar hasta donde uno estè y si no es asì porque la ansiedad lo atosiga, disponer de la paciencia suficiente para estar atento para cuando la oportunidad llegue y aprovecharla.

Hay que buscar ser mejor cada dìa, no para sentirse que se le puede ganar a los demàs o que se trata de una carrera por demostrar que se es superior; como en yoga, uno lo hace en la medida que las habilidades, la aplicaciòn, etc., sienta que con el progreso lo disfruta y lo hace mejor que antes, pero nunca para darse “aires de superioridad”. ¿Por què? Porque sòlo esto ùltimo “le traerà envidia y ansia de poder, las cuàles son como entes dentro de uno que “entre màs comen, màs hambre tienen”.

Como nuestra maestra de primer grado nos decìa: “hàgalo despacio y con buena letra” y yo le agregarìa a esta altura de la vida, pero primero averigua què es lo que vas a hacer y a què conducirà.

Por ùlimo, a nivel personal es posible que la mayorìa lo logre, pero tambièn aquellos que logren decifrar el què y còmo hacer en cada trasegar, en la medida que avanzan, quieren para demàs lo que a su tiempo van cayendo en cuenta que sì fueron desarrollando: cultura en los distintos àmbitos de la vida para poder hacer mejor uso del Tiempo, como Cultura en Salud, Emocional, Financiera, Afectiva, Espiritual, Vocacional, Polìtica, etc., para què, para no tragar entero la pròxima vez, ser coherente y por consiguiente, crecer en sabidurìa, desapegos y devociòn cada dìa.
Aunque cada dìa trae su propio afàn, sòlo contamos con un eterno presente y un nùmero finito de años por esta ocasiòn asì que procuremos pasarla de lo mejor en cada instante, para que el tiempo perdido “los santos y uno, no lo lloremos despuès”

Escribenos tu comentario